jueves, 26 de junio de 2008

Confiar y saltar


Cuando era chica tenía sueños repetitivos.

Pesadillas. Heroicas.

Un puente, muy alto, sobre un río. Muy viejo era el puente, las maderas estaban podridas. Yo tenía que atravesarlo y corría sobre él. Cada madera que pisaba se hundía y entonces saltaba a la siguiente, que me sostenía unos segundos y debía saltar a la siguiente, que también se quebraba y sólo me salvaba saltando a la siguiente.

Con el tiempo supe que así era la vida. Y confié. Y me gustó saltar. Mucho más que estar sobre terreno firme. Y vivir. Siempre bien alto. Al filo del riesgo.

Ella hoy lo hace realidad.

4 comentarios:

rosariomarti dijo...

Pesadillas? Maderas podridas? Se quiebran? Al filo del riesgo?
JUANIPUNCHBAJADEAHINMEDIATAMENTE!!!!!


Que linda lo que escribiste Tolen! Juanis para mi hace todo realidad.

tolenti dijo...

Jaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
Si, ese es tema para otro post!

Rosario Diaz Araujo dijo...

Me encantó Tolen porque yo también tenia ese tipo de pesadillas desafío y también vivo así.
Besos

Malen dijo...

Lo tuyo es audaz, desafiar el vértigo asi!! Yo en cambio soniaba que volaba y no podia bajar, jajaja. Mucho mas valiente lo tuyo!! Besotes