miércoles, 18 de junio de 2008

El arte, única salvación


Hace tiempo que pienso en eso. E inicié varios posts al respecto.

Hoy solo se me ocurre ilustrarlo con algunos ejemplos vividos en 24hs:


- Ayer a la mañana, me entró un mensajito de Hermi avisándome que no venía a trabajar. Me esperaba un día tremendo. Y la pileta de lavar los platos rebalzaba. Suspendí un par de cosas a la mañana, me puse unos guantes azules, encendí la radio en Amadeus y la sonata de Brahams llenó la cocina. Lavé hasta el último plato. Feliz.


- Sala de espera de un médico. Yo era la que esperaba. La recepcionista tomó primero a una señora que tenia turno con otra médica que estaba atrasada, ignorando mi turno. Me senté, oí como, injustamente, la llamaban a ella primero. Abrí mi libro de Amélie Nothomb (Cosmétique de l´ennemi - Cosmética del enemigo) Su genialidad me hizo olvidar. Estuve a punto de pedirle a la médica, cuando me llamó, que me esperara a que terminara la última página.


- Hoy volvía de trabajar en auto escuchando música, por radio. De pronto, el himno nacional. Bue. A continuación: Se escuchará la palabra de la presidenta de la Nación... NO. Decididamente NO. No estoy dispuesta a escucharla. Ni a verla. Ni a saber que existe. Apagué la radio. Silencio. Sano silencio. Todos los semáforos verdes ( Ley de Murphy). A la altura de Olivos, uno rojo. Pude buscar en una caja de cd vieja. Joaquín Sabina me salvó. De ella. Y de mis pensamientos negativos.

6 comentarios:

rosariomarti dijo...

Muy bien, Tolen!!!!!!

Yo lo llamo rodearse de cosas lindas. Indispensable!

Me encantó el post!

perica dijo...

buenisimo! me hiciste acordar a algunos dias del 2001, en pleno caos, yo caminando por callao, manifestantes pro tdoos lados y yo escuchando betoven (sin h)por los auriculares y pensando "yo me salvo asi"

Lala dijo...

Amelie es lo más.

Anónimo dijo...

es muy bueno lo que escribis...
la musica si que logra cosas unicas...
s.

Malen dijo...

Sin palabras! Tan claro! Y a mi ademas me gusta cuando estas tan feliz que creés que no puede haber mas, y el arte supera ese limite.
bESOTES

tolenti dijo...

Siiiiiiiiiii Malen, tal cual!! que suerte que volviste.