lunes, 30 de abril de 2012

Hablando con el ladrón

                                            

No entendiste nada.
Que crees? que pertenezco al otro bando? Al de los ricos que tienen todo resuelto? Pensás que qué me hace a mí que me robes la cartera, con todo lo que había adentro?. En cambio vos no tenés ni para la comida de hoy, te rajaron del laburo, tu viejo es alcohólico, vos vas por un camino parecido y no tenés ni para comprarte merca.
Yo tuve una motito como la tuya, sabés?. Esa también se arranca dándole y dándole al pedal y se le empasta la bujía? No, claro, ya no vienen así. Porque yo soy grande ya, tengo más años que tu vieja.
También sé cómo el alcohol destruye una familia.
Pero vos no entendés nada. No sabés que soy una esponja y que bastaría con que me contaras un poco de tu vida para que yo la hiciera propia e intentara ayudarte. No, no soy una santa, todo lo contrario.
Me creés si te cuento que cuando tenía tu edad una vez robé en una tienda? Todavía tengo vergüenza.
A vos también te dió miedo. Te acercaste con tu moto a mi bici con mucho cuidado y metiste la mano en mi canasta lentamente y probaste si la carterita estaba sujeta o suelta. La sacaste con facilidad, no lo podías creer . Percibí tu miedo.
Pero claro, no sabés que cuando me roban mi actitud es tan ridículamente pasiva que por poco ayudo al ladrón.
Es que no me habría importado darte plata si la necesitabas, dejarte que me robaras todo:las tarjetas, la cartera, las zapatillas, la bici.
Pero nunca el Iphone.
No es por lo que cuesta, no todo es la plata. No entendés nada. El Iphone era mi vida.Y no te creas que lo puedo reponer tan fácil,  se había reunido toda la familia para poder regalármelo para mi cumple. Me destruye no tenerlo porque era mi amigo, me acompañaba siempre. Paso mucho tiempo sola y con él todo era más fácil, más divertido. Veía algo copado, le sacaba una foto y la compartia con mis hijas. Una vive muy lejos sabés? y solo la puedo ver una vez al año. También tengo dos nietas que solo las veo en fotos. Y el Iphone las hacia estar mas cerca. Un chiste, una ocurrencia, todo compartido al instante. Y estaba lleno de fotos. Y de música. Me copa la música. A vos también? Cuando estás bajoneado no ponés la música a todo lo que da y te olvidas de todo? Yo también.
Ves el estuche en el que esta guardado? me lo regaló mi hija para Navidad. Lo hace distinto a los demás, lo protege. Con ese estuche es solamente mío.
Con qué te puedo comparar para que me entiendas un poco? Sos fanático de Forlán? Bueno, hacé de cuenta que tenías su camiseta, firmada por él, que la cuidabas más que a tu vida y vino un hijo de puta, te metió la mano en la mochi y se la llevó.
Dando vuelta los roles, el hijo de puta venís a ser vos. Y la camiseta mi Iphone.
A veces tenemos la oportunidad de un instante. La tuviste. Los dos la tuvimos.
Viste cuando me puse a llorar y te diste vuelta para mirarme? Fue cuando me di cuenta de que, con la cartera te habías llevado el Iphone. Pero vos no lo sabías. Sí, ahí justo en ese momento, si hubieras perdido el miedo y te hubieras acercado, no estabas tan lejos, podrías haber tratado de negociar. Porque yo se que ahí sentías culpa. Que te sentías como el culo habiéndome hecho tanto daño. Te sorprendió que me pusiera a llorar a los gritos, en la rambla, frente al Conrad.
Entonces si hubieras vuelto y me hubieras dicho que no gritara más, que solo querías plata, quien te dice, a lo mejor...
Porque vos a cuanto vendiste mi Iphone? Me pedías un poco más y listo.
Yo no tenía esa plata en mi cartera pero tenia mis tarjetas. Podria haberte dicho, vamos a un Banelco y te la doy. Pero claro, ya imagino tu respuesta:
- A Banelco? Si sos argentina!! Te creés que no se que no podes sacar ni un puto billete de moneda extranjera??. Dame los dolares ya!
- No los tengo, pero esperá, puedo llamar a mi marido y pedirselos!
- Si claro, y que venga con la cana!
- No no, pará, seamos razonables. Te llevas el celu y nos encontramos aca en una hora, te juro que te traigo los dolares y vos me lo devolvés.
- Mirá soy ladrón pero no soy boludo! En una hora venis con la cana y soy boleta.! Mejor seguí llorando. No hay trato. Hoy te toca a vos ésta y a mi me toca la que me toca todos los días.
Y te habrías  ido
Y yo me habría  quedado ahí llorando en lugar de tomarte el número de patente, de mirarte un poco más como para tener más datos cuando al ratito vinieron dos mujeres policias y me pidieron que te describiera para poder detenerte.
Porque seguro que no me vas a creer  pero, aparte del Iphone, lo que me hace mierda es que no entiendas nada.


8 comentarios:

saulo dijo...

Terrible !! Lástima que no estaba cerca para correr a ese sorete. No sé si lo hubiera alcanzado, pero al menos lo habría intentado. Quizás fue el mismo que me robó el rolex en la puerta de casa (vaya coincidencia)y nunca sabrá lo que me dolió, no por el valor del reloj, sino porque para mi era un símbolo de reconocimiento de toda una vida de esfuerzo. Lo vi irse en su puta moto y ni soñar en correrlo. Las comparaciones de dolores no sirven, pero ayudan a entenderse. Te entiendo.

Cory RP dijo...

Tolen! que hijo de puta!
Admiro esa capacidad que tenes de escribir algo tan lindo de algo TAN ESPANTOSO.

Anónimo dijo...

Uy tía querida..que garrón!!!! te robaron en Uruguay?????? LPM !!!!!!! Te entiendo 100%....

Gracias a Dios sin violencia........

..sé que no te voy a poder consolar...pero bueno...cabeza arriba..ánimo!!!!!!!!

Besote grande!
Te quiero mucho,
Pagutialu

Anónimo dijo...

Buenísimo!!! Mirá si lo lee y aparece? O puede ser que lo lea el que se lo compró. Como era la motito muy pedorra ?
Sil

Malen dijo...

Ay Tolent, qué bronca!! Me dieron ganas de estar ahi para gritarle y que te devuelva el IPhone.
Un abrazo muy grande!

Anónimo dijo...

No podrìas haber hecho mejor cosa que tener esa charla imaginaria con el ladròn..De alguna manera hiciste catarsis. Ojalà sirva, aunque no sea a èl, a algùn otro que seguramente va a leerte.
B.

tolenti dijo...

Gracias Saulo
Muchas gracias Cory, sobretodo por seguirme y dejarme siempre comentarios copados.
Si Pablito, ahora a la distancia empiezo a valorar lo de sin violencia, en su momento me parecia que no hubiese pasado algo que no era logico que pasara.
Mmmm, no creo Sil que mi ladron ande por aqui leyendo mi blog...
Malen!!!!! donde andas? siempre tan cerquita! estes donde estes!!
Si, Be, me hizo bien charlar con el ladron. Todavia sigo imaginando posibles charlas.

Laura Esponda dijo...

Mi mamá siempre decía que es preferible ser el robado que tener que salir a robar. Tal vez lo decía para conformarse o para enseñarnos a mi hermana y a mí que nada importaba lo material, que ante una situación de robo, la única opción era entregar todo lo que teníamos.
Con el tiempo entendí que además se refería al privilegio que teníamos de comer todos los días, de acceder a la educación y a la cultura y al mundo del trabajo.
Me encantó este diálogo imaginario porque equilibra la pasión y la bronca con la racionalidad y la comprensión de ponerse en el lugar del otro.