sábado, 1 de agosto de 2009

Retazos


Reunimos nuestros retazos en un viaje de reegresadas.
Reegresadas de mucho vivir desde que salimos del colegio sin tener idea de lo que venía después. Sin poder ser las que fuimos y algunas, casi sin conocernos.

Y un retazo miró al otro. Tal vez ni habrían cruzado palabra si el encuentro hubiese sido accidental. Pero había tácito un factor común. La formación indeleble de las monjas de la Compañía de María nos hizo fuertes a todas, de alguna manera. Aunque el método muchas veces se les haya patinado hasta lo imperdonable. Juntas las juzgamos volviendo agotadas de una excursión, con ojos adultos y con una experiencia que hoy nos pone en ventaja con las que nos educaron en los 60. Juntas nos reímos de lo grotezco, juntas compartimos odios y asombros frente a relatos de otras que la habían pasado peor. Después el humor nos unió y hasta nos permitió agradecer todo lo positivo.

Y un retazo fue reconociendo al otro. Quién era Marga cuando yo estaba ocupada en ver cómo me iba a tragar la vida? Era así de invulnerable, tenía ese impulso de vida? como me la perdí? Donde estaba la carcajada de Susana mientras yo me reía de otras cosas? Con quién tomaba chocolate caliente Graciela mientras yo solo pensaba en lo que me iba a poner a la noche? Cómo nunca escuché cantar a las hermanas Von Pratt? Conversaban como ahora entre ellas compartiendo hasta lo mas chiquitito de sus vidas? Creí que Lidia era siempre seria, claro, porque no tenia paciencia para los espacios de silencio necesarios para escucharle sus ocurrencias que tienen otro ritmo. Y las hacen más valiosas. Era Ani asi de abierta y yo la creí implacable? Donde estaban estos retazos que voy conociendo cada vez más y me acercan hoy tanto? Me encanta que el retazo de Anahí sea una copia exacta de los de sus años teen. No para de asombrarme su pasión por mantener una idea hasta el infinito. Como dejé pasar tantos años lejos de Monito? si no hay nada más esencial a mí misma, si tenemos todo en común, si hoy busco su humor de todas formas para ya no estar nunca más a tanta distancia, si me queda pegada cada vez que compartimos días como estos?

Cuando creíamos en el príncipe azul, en el cielo y en el infierno, en la santidad absoluta, en premios y castigos, cuando interpretábamos la inmortalidad en vida, no fuimos capaces de compartir tanto. Hoy ya sabemos, hoy no creemos, por eso pudimos estar tan juntas.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

que lindoooooooooooooooooo
es tarde, recien llego de ir al teatro con lu y bebu,, que lindos que son , los dos,los tres.
me voy a numir
Manu

ES dijo...

Retazos, Recortes de prolijos uniformes de egresadas? Nada de eso,… Luchazas sí, como sinónimo, que nos pinta después de tantos años. Las mismas de ayer, que inexplicablemente como si no hubiese transcurrido el tiempo, volvimos a compartir la idea del viaje, comentado por allí cuando cumplíamos los veinticinco, soñado por muchas hace unos meses y hecho realidad ahora. Las preocupaciones de aquel entonces marcó la distancia, y escudadas entre aquellos pupitres no supimos conocernos.
Creo que la mayoría no sabíamos del coro Von Pratt, y de pronto en medio de aquella tarde asistimos al despliegue de voces, mientras Marga tiraba su bastón para unirse a la danza, dándonos una lección de su férrea voluntad. Tendremos más tardes de lecciones de historia y recetas? De baños finlandeses? De chocolate caliente? Sí, muchas más.

tolenti dijo...

Que lindo que te guste Manu! Vino Ale al viaje, la hija de Marga y fue increible lo que disfruto viendo a su mamá volver a hacer las boludeces de los 17 años, junto a sus ex compañeras.
Quien sos ES? Tenes razón, el baston olvidado de Marga fue lo más.

Cory dijo...

Que lindo Tolen, que despues de algunos años, hayan podido juntarse de nuevo.
Besos

Anónimo dijo...

Me encanto lo que escribiste lo voy a guardar para leerlo con Ines y Pia y contarles cuando sean un poco mas grandes.besos.Anahi

ES dijo...

Soy la que las hice reir con la ocurrencia de ubicarla a Cris en su individual, la que gentilmente te cedió la ventanilla en el gomón y que también lucí un exclusivo modelo 'Grace' en el baño romano!
qué tal!

tolenti dijo...

Muy bueno ES!!!!! Inolvidable todo! Y gracias por socorrerme con el pantalon cuando el mio sufrio la invasión de la catarata. Y quiero ponerle rewind a la escena del individual porque fue genial.

ES dijo...

Una ayuda para el rewind.
La noche iba avanzando, en sucesivos cambios de ideas, para nuestro brindis de despedida: si caipiriña sí, si caipiriña no, si vino blanco o tinto. En eso, posesionada por el plato elegido, despaciosamente se había acercado a su derecha, ocupando el lugar entre dos individuales, hasta que yo, sintiendo que estábamos muy juntas, seriamente le indiqué que su lugar estaba en el individual a su izquierda! oh!!! en medio de su sorpresa por el llamado de atención, como obediente joven se corrió a su sitio, y mis amigas con quienes compartí el gomón, no podían parar de reir!!! ¿Qué dije? preguntaba yo, mientras marcaba mis límites!!! sí, mi lugar, tomando los cubiertos de mi individual!!!

Malen dijo...

Siempre que te leo me generas la misma sensacion, una tranquilidad muy grande sobre lo que viene, lo que me falta vivir.
Besos Tolent!