lunes, 11 de mayo de 2009

La Polonesa



Venía en el auto. Afuera empezaba a llover . Adentro, Martha Argerich tocaba en el piano La Polonesa nº 6, la heroica, de Frederic Chopin. Por favor, hagan clic y escúchenla, aunque sea el primer minuto. Si no tocan fondo de emoción, es que sólo me pasa a mí porque tengo una relación especial con este tema.

Cuando tenía 14 moría por Chopin y quise dar mi último examen en el conservatorio de música tocándola. No era una virtuosa. Pero la profesora me amaba porque me enseñaba piano desde los 4 y me creía prodigio. Cómo pude? como pude alguna vez aprendérmela de memoria y tocarla? Integra. Aunque sea mal. Muy mal seguramente porque no la pegaba con el ritmo y además mis manos eran muy chicas y no me alcanzaban para los acordes de más de una octava. Dónde quedó esa yo adolescente que creía estudiar horas por día solo para satisfacer a un papá ausente? A qué lugar del olvido van las que fuimos? Vendí el piano para viajar. A qué universo van nuestras otras opciones? como diría Lara. Y a cuál nuestras otras vidas? si las hubo.

Y creo que las hubo.

Abrí la ventanilla para sentir el frío y dejar que la lluvia me mojara. Increíble regreso a casa. Fascinante. No se como no choqué. Fui otra.

Estaba en el siglo XIX. No, claro que no era Chopin, pero tal vez George Sand.

10 comentarios:

saulo dijo...

Por suerte dejaste el piano. Por suerte tomaste cada decisión que quisiste y no otra. Por suerte digiste si y no, no y otras veces no y no, si. Nunca te equivocaste, porque si no serías otra y no vos. Sos como el destino y vos quisieron que fueras y no hay otra. No hay otra dimensión paralela, por suerte. Los caminos que no fueron nunca existieron ni están en ningún lado. Por suerte sos como sos.

tolenti dijo...

Que lindo Saulo!!!! Entonces vos decís que nunca fui George Sand?

Malen dijo...

Me cuesta elegir entre la posibilidad de Saulo y la de Lara, pero supongo que me tienta mas la segunda, por el final abierto de no saber qué paso después, la curiosidad me tienta mas que la certeza de lo conocido.
Qué bueno que hayas podido tocar el piano, lo importante es disfrutarlo, mas alla del talento. Un beso grande

Loli dijo...

Es que Tolen! Martha!
y por Rubinstein??

Me sentí TAN identificada con este post!
Yo, de chiquita, tocaba la Fantasía Impromptu, de Chopin también.
Tolen! te contaría toda la historia! Pero qué larga! y este es tu blog.
Qué lindo post, y qué lindo link
Gracias

tolenti dijo...

Obvio Malen! Me atrae mucho más la de la dimensión paralela.
Loli: por favor, espero tu post contando la historia. Me fascinan tus relatos

encajandopiezas dijo...

¡Tolenti! ¡No sabía que fueras una virtuosa de la música!
La verdad es que tanto si existe la dimensión paralela como si no, nos da igual porque en ESTA vida que hemos escogido no nos afecta. Aunque si que guarda cierto romanticismo la idea de pensar que algún otro "yo" vivió lo que tu dejaste pasar.

Ahora habría que plantearse también si existe el destino, quizá al final lo único que hacemos a veces es dar una vuelta mucho más grande para llegar al mismo sitio en todas las vidas.

Un beso enorme y gracias por citarme en tu post

tolenti dijo...

No Lara,no quiero haberte conducido a un error: NO SOY UNA VIRTUOSA DE LA MUSICA. Estudie piano hasta los 14 y lo abandone. Me preguntaba qué habría pasado si hubiera continuado. Y allí me inspiró tu post.

Madame Le Monde dijo...

Gracias por la Polonesa. Y por recordarme la vida de Madame Georgina Sand.

Tu estresha!!! dijo...

a donde va lo que eras?? no se fue a ninguna lado ,si sos mas increible de lo que eras, van a este mismisimo segundo, van a las gotas de la lluvia mientras escuchabas esta cancion que estoy escuchando, va a lo que lloro de orgullo por que sos mi mamá!!!
Como la aprendiste??
que bueno haber podido tocar de la forma que sea algo que te guste tanto.
Adonde fue todo eso?? MIrate a los ojos, ahi esta!!!
Que increible!!!
Toy emocionada, y la cancion sigue sonando, no se si me hubiera llegado si no hubiera venido de vos y de lo que leí. No se si llegaste a quien querias llegar tocando el piano, pero de algo sirvió porque lo que leí escuchando esta cancion me infló de lindo!!!
SOOO JAMMM!!

tolenti dijo...

Gracias por pasar Mme Le Monde!
Que lindo tu comentario Manu!! Que suerte que te gustó La polonesa!
SOOOOOOOO JAAAAAM!