lunes, 8 de diciembre de 2008

Primera comunión


"Comunión: participación en lo común. Trato y comunicación de unas personas con otras. Acto de recibir la Sagrada Eucaristía. . Congregación de personas que profesan la misma fe religiosa. " dice el diccionario Ramon Sopena que encontré en lo de Ani.


Hoy hacen ... bueno, unos cuantos años que tomé mi primera comunión. Tenía 6 y ninguna idea de lo que estaba haciendo, ni de lo que quería decir.


Pasaron los años y siempre elegí a mis amigas con quienes me resultaba fácil comunicarme. E ignoré a otras a las que ni siquiera me esforcé por acercarme.


Ayer nos reunimos todas las que compartimos casi diez años de nuestras vidas. Esos años que forman, que dejan marcas para siempre. Años en los que se arraigan las fortalezas y las inseguridades, donde se forma desde la letra hasta el carácter, las culpas hacen raíces, los miedos estragos, la fe se hace mística o se derrumba en un agnosticismo a ultranza. Y después, con todo eso encima, se vive. Como se pueda. Y la memoria borra para poder resurgir cada día en una persona nueva.


Nos costó reconocernos. Casi tuvimos que presentarnos. Algunas con una vejez renegada, otras con una hecha a medida, otras con la tristeza en los ojos y en los surcos de la cara, y otras con una sonrisa sana, noble y auténtica, de esas que invitan a aproximarse. La memoria actuó rápidamente y acomodó cada una de esas caras en los bancos del colegio, en la forma en que acostumbraban a pararse para dar la lección, en el lugar que ocupaban en la fila.


Me sorprendió que tantas de las que no me sentí cerca en su momento se acordaran de tantos detalles de mi persona y me preguntaran por mi familia y guardaran en albumes tantas fotos y recuerdos en los que me vi siempre incluída.


Sentí un poco de culpa. Por no haberlas disfrutado a todas en su momento. Por no haber compartido más sus risas y sus vidas. Y las valoré una por una.


Hay un factor común en todas nosotras. Como una hermandad que nos asemeja sin discriminar. Se sintió esa energía de comunión. La vivimos. Y fue por fin una comunión que comprendí y viví con intensidad.


Hoy iremos algunas, las que nos resta fe o no nos fijamos en eso, a la Misa del Colegio. Donde tantas veces llegamos al misticismo, anudamos los cinturones de los guardapolvos de unas con los de las otras y desatamos las trenzas de las del banco anterior o nos robamos alguna boina para que no nos pincharan el carnet porque nos faltaba la propia. Me encantaria que estuviéramos todas y pudiéramos comulgar. Con ese sentido que hoy le encuentro.


No va a poder ser. Porque muchas no irán y porque las que iremos no estamos todas invitadas al banquete porque la Iglesia elige a quienes pueden acercarse a su mesa. Pero muy en silencio mi mente me llevará hacia el altar, imaginaré a todas en fila, juntas. Y mi esfuerzo será tan grande, que no quedará ninguna sin tomar esta noche en La Inmaculada, su primera comunión.

17 comentarios:

Mariale divagando dijo...

Sabes? Yo, gracias a Facebook, he ido encontrando a las que fueron mis compañeras en el colegio de monjas... Propusieron hacer un reencuentro, y para serte sincera, no me emociona la idea.

Elen dijo...

Ay Tolen:
Imagino que debe haber sido lindo el reencuentro después de tanto tiempo.
Realmente me apenó mucho lo de que la iglesia decide a quién invita a comulgar, y lo más triste es que es verdad; es algo con lo que estoy en desacuerdo y te diría que hasta me molesta cómo se toman desiciones que van en contra de lo que se predica (la unión, la no discriminación. Pero bueno, es así y realmente tu pensamiento de desear que todas estén ahí y que no quede ni una sin comulgar es mucho más cristiano que el del cura que no quiera hacerlas partícipes de la comunión.
Besos Tolen y gracias por ser así de linda

Anita dijo...

Tolen, yo siempre por la tangente...pero algo que dijiste me hizo pensar en una situación parecida que viví...
tengo muy buena memoria, pero algunos ex compañeros de primaria fueron dejando la escuela o mudándose y no los vi más...y me reencontré con algunos que me dijeron que estaba igual y que tenían re buenos recuerdos de mí....y yo los recordaba pero no habían dejado esa marca en mí...yo siempre con la autoestima por el suelo no creí que podía haber dejado una marquita en la vida de alguien...

rosariomarti dijo...

Increible, Tolen, me encanta como vivís las cosas! Y que lo sepas expresar tan bien!

tolenti dijo...

Mariale: andá con tu mente en blanco, sin ningún preconcepto, abierta para estar con todas. Y ojalá te encuentres con muchas de ellas.
Elen: los hombres siempre hacemos cagadas, por el poder, por la ambición generalmente. Se mató en nombre de Dios por siglos. Y los errores siguen. Pero debajo de los que ponen las normas todavía hay amor.
Anita: creo que cuando somos adolescentes no podemos con nosotras mismas y hacemos lo que podemos. Al crecer tenemos otra mirada.
Gracias Ro! justo vos me lo decís!

Malen dijo...

Ultimamente me cuesta comentarte, porque me quedo muda, prefiero leerte en silencio. Pero ahora me traés muchas sensaciones juntas que aca no puedo expresar. Por lo de la comunion, yo no puedo estar en una misa, pero creo que es como vos decis, la union de ustedes nadie puede quitarselas, va mas alla de lo que puedan pensar los otros, no? Un besote

mentola dijo...

que lindo reencontrarse...
a veces son mas...a veces son menos...pero vale la pena ver algunas caras que recuerden al viejo hogar..

ese que éramos

gracia spor pasar


mentola.blogspot

LaUReAna dijo...

Tolenti es la Inmaculada de Bahía Blanca?

tolenti dijo...

Malen: a mi me pasa a veces también cuando te leo. Es que tenemos nuestra comunión no?
Mentola: me gustó leerte.
Laureana: Si!! La Inmaculada de Bahía Blanca. Vos también fuiste?

LaUReAna dijo...

No, yo a María Auxiliadora, pero justo el otro día vi en el diario que se reunían las de La Inmaculada, Y ahora leyéndote me acordé.Un beso!

Anónimo dijo...

Regresar a la Inmaculada fue muy emocionante, un presente lleno del bullicio y los saludos de todas las que nos reencontrábamos, enfrentándonos con nuestros rostros de ayer con las boinas, el tiempo de silencio escuchando las lecturas y recordando la familiaridad de las voces, y también presente la nostalgia, por quienes no pudieron estar...
Un breve tiempo fueron esas dos jornadas, que revivimos con mucha alegría y que aún varios días después, repasando las fotos sentimos presente, pensando en la propuesta de un nuevo encuentro.

Anónimo dijo...

Tolenti:
Quienes identifican tu comentario como de 'La Inmaculada' se refieren a egresadas de 1958!!!, que sí publicaron su encuentro.

tolenti dijo...

Anónimo I: sos Lidia?
Anónimo II: Nosotras somos egresadas del 68.

Anónimo dijo...

Me emociona leerte.
Despues de bastantes vueltas elegimos un colegio laico para nuestra hija (empieza el año que viene). Espero que no nos hayamos equivocado y que desde casa podamos
transmitirle la fe catolica de la mejor manera posible. Al leer tu post me vuelven las dudas...
MDG

tolenti dijo...

MDG: todo tiene su pro y su contra. Creo que hoy hay que mirar los valores y la calidez más que nada. Que quieran al colegio y a sus amigos, que formen un buen grupo. Suerte!

Maguita dijo...

Tolenti, me encanta tu blog, lo leo seguido, pero despacito, despacito, me tomo mi tiempo porque tus escritos no dan para comentar al pasar... casi que me pasa como a Malen.
No sé por qué uno siempre es reacio a estos reencuentros, quizá sea el enfrentarnos a la persona que fuimos, dibujada en los rostros de los otros. Quizá sea la confirmación del ineludible paso del tiempo. No sé. Pero este año fue la cena de los diez años de mi promoción del cole, y muy dentro mío, y muy a mi pesar, me dio cierta tranquilidad no haber podido estar. Muy mal, muy mal.
Un beso!

tolenti dijo...

Maguita: yo tampoco fui ni a los 10 ni a los 20. REcien empecé a aparecer a los 25. El paso del tiempo da otra perspectiva de las cosas. No sé si hubiera podido sentir esto 20 años atras. Gracias. Muy lindo tu comentario.