sábado, 23 de agosto de 2008

Evocación


Química de sensaciones. Perfumes. Una canción.

Me transportan a un momento. Compartido.

Al evocarlo sólo retengo el momento. Y yo misma.

No puedo desprenderme de mí. Soy lo que sentí.

Hasta tal punto que puedo volver a vivirlo casi con la misma intensidad. Pero el otro está borrado. Su presencia queda en la percepción vivida por mí. Soy la dueña de su existencia. Era como yo lo vivía en mi momento. No cómo tal vez era.

Hay algo tan poderoso en mí que me trasciende y crea situaciones.

Intensas. Únicas. Pero reproducibles.

Pienso que tal vez yo tampoco tenga que ver y quede afuera cuando el otro las evoque.

Quizás todo nos trascienda.

Quizás la vivencia exista por sí misma.

Y sólo seamos un instrumento para su evocación.

Quizás tengamos la fantasía de existir.

6 comentarios:

Malen dijo...

Me quedé sin palabras! Silencio para escucharte Tolent! Un besote

rosariomarti dijo...

GENIAL !

Lo volví a leer... son cosas que me cuelgo pensando a veces y a las que todavia no les habia dado forma. Sos genial.

Dolores dijo...

Sos lo mas tolenti!!
te quiero muchooooo

Morkelik dijo...

ay tolenti! cuantas veces pense y pienso sobre la real/realidad de nuestra existencia! tu reflexion me abre nuevos pensamientos.

lupita sanchez dijo...

a veces por vivir en la fantasia me he perdido de vivir.
Me cuesta hacerme cargo de la vida, responsable de mis actos , diferenciar la realidad de la fantasia. te leo y lloro, pensar que hay personas que no se detienen a pensar ciertas cosas, a veces desearia ser asi para vivir la vida mas liviana. Pero no soy asi y por eso me llega todo lo que escribis. Tu sensibilidad de artista y tu forma de hacerte cargo de la vida y caminar por un camino recto es una convinacion admirable, SOS ADMIRABLE!!!

tolenti dijo...

No te creas Manuchita, yo también me desvío, yo también caigo. Es parte de la vida.