jueves, 20 de septiembre de 2007

De compras


Delante de mí, en la caja de una tienda de ropa, una señora decía - en voz bien alta y dirigiéndose a la cajera y a mí también desde que me vió ponerme detrás de ella:
- Es increíble lo cara que está la ropa! Y después dicen que la inflación es del 0,6%! Si el zapallito esta a $10! No tienen cara...
La cajera le puso el ticket de la tarjeta delante y le dijo:
- Firme acá por favor. Número de documento y teléfono - con una sonrisa.
La señora siguió hablando, sin siquiera mirar el ticket:
- La DGI me tuvo que pedir disculpas la vez pasada (??????) - y miraba una vez a la empleada y otra a mí- Tuve que poner un abogado...
La empleada me miró y me preguntó:
- Vos tenés que pagar?
- Si
- Bueno, te cobro después de que la señora firme...
- Y claro - continuó la señora- después me tuvieron que pedir perdón, pero primero tuve que contratar al abogado, pagar...
En eso sono su celular . Pará que me entra un mensajito, dijo. Y empezó a leer arrugando los ojitos:
- MA MÁ... NO VOY A LLE GAR. VO Y MAS TAR DE ES TOY... No no no!! yo a esta no la aguanto más!!
La empleada dirigiéndose a mí:
- Esperá un minutito por favor, ya te cobro.
Y la señora nos siguió explicando:
- Nunca más quedo con mi hija en ninguna parte. Se terminó!
- Y... así son las hijas mujeres, le dijo la empleada. Firma por favor?

Y firmo!!!! No sin antes agregar:
- No no no, pero te digo que esta vez se terminó!

4 comentarios:

Alicia R. dijo...

Yo digo, ya que tiene taaaanta plata, ¿por qué no le paga a alguien para que la escuche? De paso, podría ser un psicólogo que por ahí le dice algo que le sirve...

Rosario dijo...

JA! Pero vos y la vendedora unas santas...
Y la hija claaaaro! Ya sabía muy bien la que se le venía!

tolenti dijo...

Yo estuve buena porque la escuchaba tratando de retener todo para escribirlo en el blog. La empleada no se.

Ricardo dijo...

quiero ir a un negocio para oir las conversaciones de los demas y cuando algo me da gracia acordarmelo y ponerlo en mi blog TAMBIEN! Que copada que sos tolenti!