sábado, 18 de agosto de 2007

SORDOS O LOCOS?

A veces tratar con pacientes hipoacúsicos y mayores nos deja como para internarse en un spa y no querer salir por años. O por lo menos no ver a nadie por mucho tiempo.
Ayer le tenia que entregar un audífono a una paciente de unos 80 años, ex directora de colegio, una señora que trato hace años y siempre me había parecido muy coherente.
Compraba un nuevo audífono más moderno que el que ya usaba y era uno de los más caros. Habíamos arreglado que lo iba a pagar con 3 cheques. El precio total era de unos 6500 pesos. Vino al turno, hice todas las pruebas, se lo calibre, probamos con distintas situaciones de ruido, corregimos, equiparamos con el otro oído, hasta que se sintió cómoda. Eso nos llevó como 45 minutos.
Después firmó los papeles de la obra social que le cubría mil pesos. Y cuando llegó el momento de hacer los cheques dijo que no los había llevado, porque eran del hijo y el hijo no estaba. Y empezó a buscar plata en su cartera. Pensé que había juntado el dinero en efectivo. Lo sacó. Y contó 1900. Entonces aclaró que otro día traería el resto, o los cheques, en cuanto el hijo pudiera.

- Que pena Rosa que no nos avisó antes de venir que tenía este inconveniente... porque no nos permiten entregar un audífono sin que esté pago.

- Pero yo se lo voy a pagar... total, habíamos dicho que lo pagaba con 3 cheques...

- Claro, Rosa, pero para la empresa, al estar los cheques está pago, en cambio si Ud. solo paga una parte...

- Pero Ud me conoce, me tiene confianza.

- Por supuesto!! Pero es una cuestión de seguridad. Imagínese si le pasa algo al salir de aca...
- Y... viene mi hijo...
Yo mientras pensaba: esta señora, en sus 80 años, y con su nivel sociocultural, nunca fue a una casa de electrodomésticos y se compró una heladera, un televisor? Y se lo dieron pagando una parte??
- No Rosa, no se puede. Tiene que pagarlo totalmente para poder entregárselo.
- Bueno... -sacándoselo ( y logrando que me diera lástima)- se lo dejo. Pero le dejo el dinero también, a ver si me lo roban.
- Como quiera Rosa ( ya era viernes a la tarde y me complicaba porque no podía ni siquiera depositarlo en el banco) pero yo no necesito que me pague nada ahora si no lo lleva.
- No, no, se lo dejo... Y fíjese que yo le dejo el dinero y Ud ni siquiera me deja que me lleve el audífono.
Inútil seguir explicando. No ibamos a llegar a nada. Siempre me quedo con esa sensación: sin energía, impotencia y culpa.
De estas tengo millones de historias, podría hacer un blog "sordario". Lo estoy pensando seriamente. Sería una forma de descargar.
Releí mi relato y pensé que muchos lectores sin experiencia en el trato con mis pacientes se inclinarían a enternecerse por la "pobre señora". Pido especialmente que no me dejen comentarios de ese tipo . Serán eliminados de inmediato. Esto no es como " Tom o Jerry" . Por la única que se puede tener piedad es por la pobre fonoaudióloga que hace... ( ni se cuantos) años resiste estoicamente este tipo de insanias.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La joda, primero, es, que tiene 80 años y por educacion tenes que tener consideracion y segundo y lo peor es la sensacion de culpa,que a pesar de saber que no la tenes,igual te persigue.Yo tambien soy culposa.Segun uno se mis tantos terapeutas,dijo,que las personas culposas se sentian tan importantes que hasta se hacian cargo de las culpas,aunque no les correspondieran.Calma.

OLDBEAR dijo...

POBRE SEÑOORAAA.....LA FONOAUDIOLOGA ...DIGO

tolenti dijo...

Si, anónimo, ese es el problema, que hay que poner mucha consideración. Pero ellos estan en otra frecuencia. Y terminan venciendonos. La culpa... bueno, es un largo tema.

Loli dijo...

La culpa es uno de los sentimientos más miserables (te lo dice una culposa)-
Digo, es como sublimar el egoísmo.
Seguís siendo el protagonista de la historia, pero con culpa, claro, que te redime.

Te entiendo.
Qué guachada, tolenti.
y la señora de 80 vive en este mundo, no?
6500 pesos.
No entiendo por qué esperaba poder llevárselo sin pagarlo.
Digo, si no podría hacerlo ni con un yogur en los chinos.

En fin.
Siempre un gusto leerte.

Rosario dijo...

Ay Tolenti! A mi me encanto a aclaración del final!

Qué te voy a decir de culpas? Hasta siento culpa ajena! La teoría de anónimo me gusto, eh? Tiene mucho sentido!

Ya veo que en cuanto vuelva el hijo te dice que le sacaste plata a la madre, que no tenes verguenza... etc etc, preparate....

Yo que vos escribo una carta a la vieja diciendo que tenes la primera parte del pago y que en cuanto recibas lo demas, se lo entregas o algo asi. Y quedate copia, porsi la vieja no la recibe para mostrarle al hijo.. te lo digo....

Chili soup dijo...

Hola Tolenti, felicitaciones por el blog. Ojalá te diviertas escribiendo (y leyendo comentarios) tanto como yo!!! Un placer leerte.

Yo te apoyo, ¿dónde firmamos petitorio?

tolenti dijo...

Bienvenida Chili a mi blog!! Y gracias por tu apoyo! no esta mal lo del petitorio...

perica dijo...

che sos jodida tolenti, ahora tenes que ir a lujan caminando ida y vuelta.

juaaaaaaaaaaaaaa noo no


yo vengo de familia de sordos. todos con audifonos, mi papa, sus padres y todos sus hermanos.

INSOPORTABLES. nada mas insoportable que una conversacion de todos ellos (BUENO ESO ERA ANTES)un total sinsentido.
pero divertido eso si.

tolenti dijo...

Perica: prometo tenerte paciencia. Te la ganaste!