martes, 21 de agosto de 2007

Ir al cine


Sentarse en una butaca recomoda. Preferentemente en un cine donde la primera fila es la ideal porque no está muy adelante.
Y no hay nadie delante.

Con un buen chocolate.

Sin nadie que hable.

La pantalla inmensa. Se apagan las luces.

Y comienza la historia. Una de esas que atrae desde que se ven los colores, las letras de los títulos, la música. Su estética ya nos gana.

La realidad empieza a desdibujarse como cuando estamos por dormirnos. Y la suplanta otra.

Nos metemos en ella. Somos protagonistas. No queremos que termine.

Insustituible.

5 comentarios:

chulibordo dijo...

Y si a eso le sumas a Aaron Eckhart en la panatalla, qué festín!
Eso hice el domingo...elegí qué ficción quería vivir por un rato y allí fui...
Después cuesta volver a la realidad, mejor...cuánto más dure el efecto ,excelente!

Rosario dijo...

................

(esa fue Cata)

Cómo extraño ir al cine! La última vez fue cuando vos las cuidaste mientras!

Mi cine preferido. Tren de la costa SI. Primera funcion al medio dia, primera fila al medio. Ahí, donde está el coso para poner los pies. A esa hora en la que no va nadie y tengo todo el cine para mi.
Y una peli de fantasia.

Chili soup dijo...

Y ahora con el sonido Dolby, efectos súper no sé que y todo eso, es increíble.

coca dijo...

Prefiero el lugar que elige Ro,apoyar las piernas,horario?13hs,nadie,nadie,nadie comiendo pochoclos,por favor!!!!.Peliculas con cierta nostalgia,que lleguen y si, que me aparte de la realidad durante esas 2horas.

Lo dijo...

Hay si es uno de mis planes preferidos amo ir al cine!!!! sentarme y zambullirme en la peli perderme y me pasa muchas veces que no quiero que se termine. Soy el personaje de la peli, llorar o reír hacer catarsis con lo que allí pasa.
Amo ir al cine.