domingo, 23 de noviembre de 2008

Caminando juntos


El y yo. Por la vida. Hace 14 años.

Lo acompañe a dar sus primeros pasos cuando no quería ponerse la correa y era redondito y patón. Peludo como un oso.

Me banqué sus ataques a otros perros cuando sus hormonas todavía lo podían y creía que la vida era para guerrear.

Me costaba seguirlo. Hubo quien dijo que era él quien me sacaba a pasear.

Con el tiempo sus prisas se fueron yendo, entendió que pelear no tenía mucho sentido, que mejor a veces callarse. Esas ideas compartimos mientras paseamos. Sin hablar por supuesto.

No necesitamos.

Su sabiduría me gana. Su paso lento y digno me enamora.

Hoy lo acompaño en su vejez. Digna como pocas.

Y de él aprendo. Lo sobreviviré supongo.

Es raro, casi divino, eso de compartir una vida que empezó después de la nuestra y llegó a la vejez antes.

Cuando Atuel ya no esté ( pienso mucho en eso últimamente) seguiré mi recorrido, llevando toda su dignidad hasta el final.

17 comentarios:

merengadas dijo...

Atuel como el queso? que lindo compañero che

Elen dijo...

Tolen..
qué hermoso!es verdad y me emocionó mucho tu comentario y recordé a "mi hijo". Cuánto tenemos para aprender de ellos.
Auka era un pequeño que se estaba congelando en la puerta de casa con el frío invierno de San Juan, entró con la idea de regalarlo en unos días, pero estaba anémico, desnutrido y tenía sarna, lo dejamos hasta que se curara, fueron casi 2 meses de tratamiento semanal, nos encariñamos y al poco tiempo tenía nombre "Auka" (el guerrero)su primer ropita era una media tubo mía, creció rápido y ya no entraba en las cajas de cartón, pero sí en nuestros corazones, y le hicimos su casa en el jardín.
Se dormía con mi dedo en su boca (todavía lo intenta pero ahora le entra toda mi mano), llenó de pisadas y alegrías el jardín, jugó a la pelota con mi abuela recién recuperada de un ACV con la delicadeza de un perro de rehabilitación, nos enseñó miles de cosas; hoy es el juguete preferido de mi sobrina y juntos llenaron de sonrisas el corazón de mi mami y le devolvieron la alegría.
Él está en San Juan, se quedó en casa con la familia, yo en Bs As, y nos vemos cada tanto; pero estoy feliz y agradezco a Dios el día en que llegó a nuestras vidas.
Después de ésto seguramente le dedicaré alguna entrada...
Besos para vos y para Atuel, y buena semana ;-)

Anita dijo...

justo por estos días estoy pensando en Benny, la 1º san bernardo que tuve y la que tuvimos que dejar ir antes de que fuera viejita... así que te entiendo y qué lindo es envejecer con dignidad...siendo perro y siendo humano.

OLDBEAR dijo...

Atuel no es por el queso...es el nombre original que le pusieron en la casa donde nació, dado que fue de la primera lechada que pario su madre y las normas de la Federacion Cinologica indican que los nombres de bautismo,que no siempre son los que los acompañan en la vida,deben comenzar a partir de la A en la primera lechada.....Atuel nos gusto y lo identifique siempre con el rio o el cañon del Atuel dado que lo veia emparentado con su belleza....Afortunadamente su personalidad nada tiene que ver con el significado de su nombre en mapuche, que es "lamento"....el equivalente en nuestro Atuel deberia ser "siempre atento y responsable"....perdon por la extension del comentario ,pero bien vale aclarar que su nombre no es por el queso...aunque tambien me gusta..jaaaa

rosariomarti dijo...

ayyyy, me da una penaaa!!!

Malen dijo...

No podia ser de otra manera, la dignidad les pertenece. Qué linda la explicacion del nombre, yo justo me preguntaba por donde venia. Y la verdad que el Atuel es bellisimo. Besos

Compa dijo...

Tolen! cinco ocho?? recién estás arrancando! Feliz cumple!!!!!! (si, ultimamente ando atrasado por la vida)

madre hay una sola dijo...

Los perros mayores (me parece poco respetuoso decirles "viejos") tienen una mirada muy linda, de sabios, tranquilos y un poco socarrones también. Yo predigo que hay Atuel para rato.

Morkelik dijo...

me dio mucha ternura y emocion este post. gracias por compartirlo con nosotros.

Rossana Vanadía dijo...

Va a vivir, parece que hoy paso sensible o por posts sensibles, pero vive en vos, claro que sí. Es bello.

Malala dijo...

tolenti, vengo recorriendo tu blog y me hiciste llorar de emoción.
qué lindo escribis!

tolenti dijo...

Muchas gracias Malen, Madre hay 1 sola, Morkelik, Rossana y Malala! Me encanta que les guste Atu y que le deseen larga vida. O por lo menos la mas larga posible conservando su dignidad.
Gracias Bear por la aclaración del nombre.
Y Ro, si, claro, te da pena. Pero es como decías en tu post, se irá cuando esté cansado de vivir.
Y Gracias Compa por tu saludo de cumple! Si, la verdad es que en muchos temas siento que recien empiezo.

tolenti dijo...

Elen y Anita: esta bueno tener un perro inolvidable en nuestras vidas. Ningún otro lo suplantará.

Scar dijo...

.


Evidentemente, usted entiende.

Y entiende como entender.

Felicitaciones, veo que Atuel ha sido un buen maestro... pero los perros siempre lo son.


Felicitaciones, entonces, por saber escuchar.. entender.

Ya ha hecho un camino muy digno (como él), siga así.


Un gusto leerla
(más aun para quien no podría vivir sin sus perros)

Un abrazo
del león marcado

Florencia dijo...

Tolenti:
que lindo post!, es que ellos son tan queribles, tan integrantes de la familia, que nadie debería perderse el convivir con un perro.
Al margen, me impactó el nombre, porque siempre digo que el día que vuelva a tener perro le voy a poner ATUEL, quedé enamorada del río hace unos veranos.

tolenti dijo...

Florencia: es cierto, el lugar que ocupa un perro es insustituible. A mi me pasa que pienso en cuando ya no este y me parece imposible que otro ocupe su lugar. Va a tener que pasar tiempo.
Me encanta el nombre Atuel a mi también, y no conozco el rio.

saulo dijo...

Muy lindo lo que escribiste de Atuel en Noviembre. Me encantó.