sábado, 19 de julio de 2008

Mundos propios


El otro día oía hablar a Bau de sus amigos del cole. Contaba las anécdotas del día. Y yo me puse a pensar en los roles que cada uno, sin darse cuenta, va teniendo en el grupo. El del mejor amigo, el del que compite por su amistad. El del que aman todas las chicas. El del que vive pensando en el partido de football y alli se le va la vida. El de la más linda de todas. El de la gorda. El de la amiga incondicional. El del que, ya se sabe, no se puede contar con él.

Bau no sabe que así como el cole es el mundo. Que se va a encontrar con otros amigos, con otros nombres, diferentes, pero que se repetirán los roles.

Como el del profe que le va a hacer la vida imposible, y aquel al que admirará. Y la portera del colegio. Y la directora.

Todos, todos se repiten.

Solo hay que hacer un esfuerzo y mirar para atrás, para descubrir los antecesores de ese rol.

Y nosotros vamos ejercitando el nuestro, que cada vez tiene más experiencia en adaptarse a los de los demás.

3 comentarios:

Malen dijo...

FELIZ DIA!! Te mando un besote enorme, por ahora paso rapido nomas, jjeje

rosariomarti dijo...

Wow, Tolen! Todavía me resisto a aprender que los roles se repiten, siempre intentando erradicar a algunos... y que cierto todo! Siempre me lo dijiste!!!!

Ahora, por qué ejercitar el nuestro? Que los demás también entiendan que no hacemos mas que cumplir con nuestro rol !!!! Sino no es justo!!!

Me copa como mirás la vida de Bauti.

También pensaba que a traves de los hijos chiquitos (en mi caso), nietos (en el tuyo) tenemos como una segunda oportunidad de volver a aprender las cosas de cuando eramos chicos, pero con la experiencia de ahora. Y analizar esos roles en su primera instancia es mucho mejor que verlos ya de grandes bien establecidos. Nos sirve para entender mejor a los chicos, para entender mejor a los grandes. Nada como meternos en su mundo y su vision!!!

tolenti dijo...

Tal cual Ro!! También sirve para entendernos más a nosotros mismos.
Yo creo que los demás también tratan de adaptarse. Cada uno a su manera. A veces nos parece que no hacen ningún esfuerzo porque no se nota, pero lo están haciendo. A veces nos adaptamos sin esfuerzo, simplemente poniendo a actuar el rol que nos sale, diferente, según el rol del otro. Porque somos distintos con cada uno.
Feliz dia Malen!! ahora paso por tu blog.