miércoles, 6 de enero de 2010

Estrenando el año


...nos llegó el olor de hierba cortada. No sé de otro olor que tenga tanto que ver con los principios: las mañanas, la infancia, la primavera, dice John Berger en Aquí nos vemos.

Y pasea con su madre muerta hace quince años, que ríe como cuando tenía 17. Y visita con su hija la tumba de Borges en Ginebra.

Encontramos en los brazos del otro una forma de partir juntos, un medio de transportarnos a otro lado, cuenta de una chica que conoció en la primavera del 43 y de la que ya no puede recordar el nombre.

Y quiero retener la elección de sus palabras, fotografiar lo que enfoca al mirar la vida. La que transcurre y la que fue. Lo subrayo mientras el plenilunio del primer día del año, enorme, naranja,brillante (si, naranja, no blue moon) entra por el ventanal que me envuelve. Y miro la sonrisa de Bebitobebé que duerme a mi lado.

Y leemos Peter Pan de Monteiro Lobato con Bau. Y jugamos a que el que no salta la ola es Cerbero, o Caronte, o el Capitán Gancho.

Y estreno la carcajada de Bebitobebé junto con el año.
Y creo que la felicidad es posible.

3 comentarios:

Cory dijo...

Feliz año Tolen. Claro que la felicidad es posible, con todas las cosas lindas que tenes.
Un beso enorme!

perica dijo...

estuve mirando las fotitos del nuevo nieto. ahora se emparejo la cosa!! 2 a 2! espero estes disfrutando mucho este verano, por lo pronto veo que arrancaste leyendo de lo lindo!
mandale un beso al Oso de mi parte y gracias por tus comentarios TAN ATINADOS y cariñosos de siempre.

El león marcado dijo...

.

No deje de creer, porque la felicidad tiene mucho de eso.


Y no deje de leer y de hacer leer.

Porque a creer también se aprende con las buenas historias.


Un gusto leerla.