sábado, 6 de septiembre de 2008

Viajar


Es un lujo. Que disfruto desde que tomo la decisión. Ya en ese momento, empiezo a volar.

Y cada viaje es vida que consumo condensada, comprimida. Y que almaceno. Para ganarle a los años cronológicos que pueda llegar a vivir.


Pero, además, hay una ventaja adicional, chiquitita, que pasa casi desapercibida:


Cuando viajo, dejo casi todos los objetos que me pertenecen. Meto en una valija sólo los indispensables que voy a necesitar, y salgo al mundo. Sola. Donde nadie me conoce, donde nada tengo, donde nada acumulo ( bueno, salvo las boludeces que compro). Y me expongo a la contrariedad de los aeropuertos, al clima, a otros códigos, a idiomas desconocidos. Ni siquiera cuento con la capacidad de expresar lo que me pasa en mi idioma.


Pero hay un bienestar superior que surge cuando se caen esas seguridades. Y me reconozco otra. Y me gusto. Más.


Me siento más fuerte.


Así estoy hoy.


7 comentarios:

Malen dijo...

A mi me da miedo también viajar a lugares con idiomas desconocidos, no me imagino en Japon por ejemplo. Y debe ser muy lindo enfrentar ese miedo. O sea que cuando vengas te dejo hablar en francés todo lo que quieras, jeje Un besote

Rosario Diaz Araujo dijo...

A mi me encanta, me encantaría ir a Japon, me divierte ese chock y buscarte la vida en paralelo a los q hablan la lengua.
Tolent: Suerte y bien viaje!

ana dijo...

me gusta la incertidumbre de hacerte entender en otro idioma... y ni hablar de lo que debe ser irse a explorar otros lugares que uno nunca conoció antes o que quiere redescubrir... no tengo duda que ya me llegará el momento a mí!
Buen viaje!!! y a disfrutar

Luchiana dijo...

SI TOLENTI!!!!!!!!!!!!!!
Y yo q fui a Japón, quisisera volver a vivir exeriencias así todo el tiempo. Donde, el idioma, deja de ser herramienta y aparecen los gestos, los signos, las imagenes....guau, el ojo trabaja como nunca y ahi uno se descubre otro, y entiende al japonés q ve x el mundo fotografiando quien sabe qué. Es q , en culturas tan diferentes todo es nuevo. Y todo aporta.
Volví con el ojo desarrollado. Ni hablar del olfato ,y el gusto.... Me reconocí otra. Y me encantó.
Ahora quiero volver y ser Midori ...

rosariomarti dijo...

Es genial esa adrenalina, Tolen! Esa libertad que se siente al despojarse de todo, ese darse cuenta de que uno acumula sin necesidad y encontrarse de repente con que zas esta con uno mismo y solo con lo puesto, casi... y estar chocho al respecto!!!! Listo para lo que venga, mas fuerte que nunca!

Genial tolen!!!!

tolenti dijo...

No les contesto a cada una porque estoy en la compu del hotel de Copenhague y siempre hay alguien que espera. EStoy inmersa en mi despojo de la otra para ser mi escencia. La que viaja. Y estoy contentisima!!

Morkelik dijo...

que bueno tolenti!!! veo que estas disfrutando del viaje!!! segui viviendolo asi, te mando un besote, y a la vuelta por favor contanos!